Tortuga Dragón (Rhinoclemmys pulcherrima)

Tortuga dragon rojo Rhinoclemmys pulcherrima

 

La Tortuga Dragón, también conocida como tortuga del bosque es una de las nueve especies de tortugas del género Rhinoclemmys.

El color de fondo de su piel es verde oliva oscuro, pero está decorada con un arreglo de varias líneas y rayas rojas a rojo rosado. En ambos sexos, el color marrón de fondo del caparazón está adornado con anillos concéntricos amarillos y rojos y marcas negras, lo que da un aspecto general muy atractivo.

 

Distribución y Hábitat de la Tortuga Dragón

La tortuga dragón se compone de cuatro subespecies que en conjunto se extienden desde Sonora, México hasta Costa Rica.

La tortuga dragón rojo es una especie terrestre de tierras bajas, principalmente un habitante de matorrales y bosques húmedos, pero también se encuentra en bosques de galería cerca de arroyos. La tortuga del bosque parece, al menos en Costa Rica y Nicaragua, preferir situaciones húmedas, y se ha observado vadeando y nadando en arroyos y piscinas de lluvia, especialmente durante la estación seca.

 

Características de la Tortuga Dragón

La tortuga dragón es una atractiva especie con finas líneas rojas en la cara y extensas áreas de vermiculizaciones rojas y negras en las extremidades, muslos y cola, así como en las partes ventrales de los escudos marginales y cerca de la línea media del plastrón.

Tiene una cabeza pequeña con bordes de mandíbula finamente dentados. El caparazón es de color marrón claro con una cresta en el medio y una escultura moderada en los escudos. El plastrón es amarillento con marcas rojas visibles en los márgenes. La concha es algo alargada.

Los machos alcanzan una longitud de caparazón de 18 cm y tienen un plastrón cóncavo y una cola más larga y gruesa, con la abertura más allá del margen carapacial.

Las hembras son más grandes (hasta 20 cm) con un plastrón plano ligeramente volcado hacia arriba en la parte anterior, y una cola más corta con el orificio de ventilación debajo del borde del caparazón. El caparazón es más plano y más amplio en las partes norteñas de la cordillera, y abovedado y más estrecho hacia el sur.

Una subespecie, Rhinoclemmys p. rogerbarbouri, tiene un caparazón interesante que tiene una forma algo cuneiforme en la parte dorsal y con lados rectos y divergentes en la parte posterior, y bordes marginales invertidos en algunos ejemplares. Esto forma un “canalón” que puede servir para dirigir el agua de lluvia hacia la boca, como se ha observado en algunas especies de tortugas.

 

Tortuga Dragón Reproducción

La tortuga dragón roja pone varias puestas de tres a cinco huevos de mayo a diciembre. Los huevos pueden ser enterrados en el suelo o en la hojarasca. Los huevos son alargados y de cáscara quebradiza.

Los huevos miden 24-32 mm x 37-52 mm. Las crías miden de 35 a 50 mm de longitud de caparazón. Esta especie tiene un patrón de determinación del sexo dependiente de la temperatura.

Dentro del rango de temperatura adecuado para la incubación, los huevos incubados a temperaturas más frías producen principalmente machos, mientras que los huevos más calientes producen hembras. A 24C a 27C todos los machos se formarán. Cuando los huevos se incuban a 30C sólo el 25% de las crías serán machos, y por encima de 30C sólo las hembras salen del cascarón.

 

Comportamiento de la tortuga dragón

Durante el cortejo, el macho puede “mover la cabeza”, y seguir a la hembra mientras “roza” su cola y su caparazón. Más tarde en el cortejo, la hembra hace contacto nariz a nariz con el macho y mueve la cabeza.

Estas tortugas son principalmente terrestres y se pueden encontrar a muchos kilómetros de distancia del agua. También son capaces de soportar condiciones de sequía y temperaturas de hasta 44° Celsius.

 

Alimentación de la tortuga dragón rojo

Rhinoclemmys pulcherrima es omnívora. Se alimenta de flores silvestres, pastos, frutas (guayabas, mangos, naranjas), insectos, gusanos y peces.  Aunque pueden pasar parte de su tiempo empapándose en estanques u otros cuerpos de agua, normalmente comen en tierra.

 

Importancia económica para los humanos

Las tortugas dragon puede servir como control biológico de plagas agrícolas (especialmente insectos). Debido a que Rhinoclemmys pulcherrima es tan atractiva (especialmente R. p. manni), a menudo se explota para el comercio de mascotas. Desafortunadamente, esta especie rara vez se desarrolla bien en cautiverio y generalmente muere dentro del primer año.

 

Estado de Conservación

La recolección (para la alimentación y el comercio de mascotas) y la deforestación son las principales amenazas para esta tortuga. Sus depredadores naturales incluyen cocodrilos, aves y mamíferos.


DESCUBRE OTRAS TORTUGAS DE TIERRA